¿Porqué las patentes son tan caras? ¿Es que no escarmentamos?

Imagen

 

¿Porqué se ha de pagar tanto para decir que es tuyo el invento? Por desgracia a menudo me encuentro con inventores con ideas magníficas pero cuando le dices el precio de la patente, les cambia la cara. Les hace incluso cuestionar su invención. 

Yo entiendo que hay un tramite que hay que pagar, que es una manera de publicarlo al mundo, pero debería de haber un modo para que haya acceso a estas ideas que no tienen recursos ahora mismo.

Se imaginan que alguien tuviera un remedio contra el cáncer y no pudiera patentarlo y cayera en el olvido…

Todo esto me hizo recordar a Antonio Meucci el inventor del teléfono. Si, se que todo el mundo piensa que es el científico e inventor estadounidense de origen escocés Alexander Graham Bell, junto con Elisha Gray, pero Bell no fue quien creo el teléfono, solo registró la primera patente en el año de 1876. La segunda patente la registró Gray.

En el <a title="Cuando se invento el telefono" año de 1857 Antonio Meucci construyó e instaló un teléfono rudimentario para conectar su oficina en el sótano de su casa de Staten Island con el dormitorio en el segundo piso, ya que su esposa no podía desplazarse por la casa por que sufría de reumatismo. Pero al no tener dinero suficiente no pudo patentar su invento. Meucci llevo su invento del teléfono a la empresa Western Union pero no le prestaron atención y se quedaron con los materiales, no está comprobado pero se dice que estos materiales cayeron en poder de Alexander Graham Bell, quien los utilizo para crear su teléfono.

Luego en 1876 Bell descubrió que para trasmitir la voz humana se debía utilizar una corriente continua, luego construyó y patentó el primer teléfono capaz de trasmitir y recibir voz humana con calidad. La patente de Bell solo se registró unas horas antes que la de Elisha Gray.

Otra persona importante fue Thomas Alva Edison quien le incorporó mejoras notables al teléfono, como el micrófono de gránulos de carbón que aumentaba su potencia emitida.

Antonio Meucci fue reconocido como el inventor del teléfono en el año de 2002 por el Congreso de los Estados Unidos. La patente de Bell era discutible desde el inicio ya que según se decía Bell tenia alguien que le ayudaba en la oficina de patentes y le avisó con tiempo que se iba a comparar las dos patentes la de Gray y la de Bell para desechar la peor y la mas costosa. Bell pudo gracias a su amigo comparar las patentes y le añadió a la patente de él una nota a mano donde describía un diseño alternativo igualito al de Gray.

Os dais cuenta de lo que nos hubiéramos perdido… ¿Os imagináis un mundo sin teléfono? Aunque después de unas vacaciones a todos nos den ganas de tirarlo por la ventana…

Recuerdo que en Junio fui a un seminario y me dijeron extraoficialmente que la Agencia Idea  iba a devolver a la Unión Europea una millonada destinada a subvencionar inventos porque no había nadie a quien dárselo. Os podéis imaginar mi cara de espanto. Cuando yo una simple mortal dedicada a la Propiedad Industrial me llegan a diario inventos de todos los colores….

También quiero decir que hay que asegurarse de que lo que estas investigando puede que ya esté inventado pero hay veces que la búsqueda de un registro también te puede costar dinero o como mínimo mucho tiempo.

Desde aquí quiero animar a todos estos “inventores” que a veces es simplemente alguien que se le ocurre algo por necesidad, o por casualidad, pero se le ha ocurrido a ella, y no a otro. No hace falta que seas Ingeniero Aeronáutico para inventar algo. Quiero animar a todos a no desesperar y seguir innovando.

Rocío A.M.

 

 

Feria internacional del inventor- IENA 2013

Imagen

Feria internacional del inventor- IENA 2013

La feria internacional para el inventor es iENA 2013, situada en Núremberg, Baviera, Alemania. Esta feria te permite el intercambio directo con los inventores de todo el mundo.

Para el 70% de los visitantes de la iENA es el único evento que informa acerca de las innovaciones y las invenciones.

El indignado inventor de la calculadora

CalculadoraVerea

Ramón Verea nació y se educó en España, luego viajó a Cuba en 1851. Allí escribió novelas y publicó una revista. Llegó a la ciudad de Nueva York al final la guerra civil cuando tenía 32 años y trabajó en un periódico quincenal publicado en español.

Allí en Nueva York Verea también se dedicó al cambio de oro y billetes de banco, por lo que se interesó en el cálculo. Y aquí comienza una extraña historia de la inventiva. En 1878 a Varea le fue concedida una patente de una máquina de calcular. Las calculadoras se habían ido filtrando en el mercado desde 1820, y todas ellas multiplicaban haciendo sumas repetidas. Así, para obtener 23 por 44 se colocaba la maquina en el 23 y se giraba la manivela cuatro veces para sumar 23 cuatro veces, entonces se movía de nuevo la manivela y se empujaba cuatro veces más para sumar cuatro veces 230. El resultado era 23 veces 44.

Verea vio cómo se podía hacer toda la multiplicación con un sólo movimiento directo de palanca. El fundamento de su máquina era un cilindro metálico de diez caras. Cada cara tenía una columna de agujeros con diez diámetros diferentes que funcionaba más o menos como un telar Jacquard, y era algo realmente ingeniosa. Para finales del siglo XIX las calculadoras mecánicas no eran ninguna novedad, y todas ellas se cambiaron al modelo directo como el de Verea.

                       

El artilugio ganó una medalla de oro en una exhibición en Cuba y la revista Scientific American publicó un artículo sobre el. De repente, la tierra se la tragó. Verea nunca trató de sacarla al mercado. Simplemente se alejó y nunca inventó nada más.

Esta brillante máquina fue tan solo una lección. Verea estaba enojado con su país por haber despilfarrado sus talentos. España se había enriquecido con el oro de los Aztecas en el siglo XVI y desde entonces había tenido que importar productos manufacturados en otros países.

Cuando era niño Verea había visto como España no había desarrollado ninguna tradición inventora ni manufacturera y se había empobrecido a consecuencia de ello.

Verea comenzó entonces un periódico en español El Progreso. En el escribió sobre las máquinas de finales del XIX. Habló del puente de Brooklyn, de los submarinos, de los nuevos linotipos. Reprendía a España. Su tierra natal producía doctores, abogados y políticos, pero… ¿dónde estaban los ingenieros? ¿Dónde estaban los libros en español sobre las artes mecánicas que moldeaban la vida moderna?

Verea comenzó su campaña con un acto impresionante que dejó clara su posición: ¡Claro que los españoles eran capaces de inventar! Él rápidamente sacó un invento brillante, una máquina que anticipaba a la perfección el siguiente paso hacia las computadoras digitales. Y no lo hizo por el dinero, sino para demostrar que si se puede. Las nuevas industrias reemplazarán los viejos campos de batalla –dijo– así es cómo las naciones se definirán de ahora en adelante.

Es una pena que la historia se repita.

Extrato de Engines of our enginuity

Otras entradas similares

Google Glass, lentes de contacto telescópicas, ¿Dónde quedó minority report?

El inventor de la máquina del tiempo

ZTE, ¿se adelantará a Apple, Samsung, Nokia o a Huawei?

Imagen

ZTE, ¿se adelantará a Apple, Samsung, Nokia o a Huawei?

ZTE viene pisando fuerte, es la empresa de telecomunicaciones con la mayor capitalización bursátil. Una diferencia entre su homologo Huawei, es que, ZTE cotiza en las Bolsas de Hong Kong y Shenzhen. La consultora Gartner les sitúa como el quinto fabricante mundial de smartphones, por detrás de Samsung, Apple, LG y Huawei, y el quinto de móviles, tras Samsung, Nokia, Apple y LG.

Ellos afirman que quieren jugar en primera división junto con Apple, Samsung, Nokia, Lg o Huawei. Asegura querer apoyar a España para salir de la crisis con proyectos creativos e inversores.

Hasta ahora invierten en I+D+i, y han conseguido teléfonos para Africa que se recargan al ponerlos sobre la tierra calentada por el sol. Trabajan en smartphones que se recargarán en segundos, terminales que escanearán el cuerpo de quien los usa para que el interlocutor lo vea mediante un holograma mientras habla con él. Tendrán cualquier forma, incluso podrán estar en un zapato, serán personalizados, activarán y conectarán todos los terminales electrónicos al entrar con ellos en una habitación, y los veremos antes de 10 años.

Rocío Álvarez
Perito Judicial en Propiedad Industrial.

Fuente:El país http://economia.elpais.com/economia/2013/06/28/actualidad/1372430110_682542.html

¿Sabías que………en Europa se desperdician 60.000 millones de Euros anuales en inventar cosas que ya estaban inventadas?

Imagen

¿Sabías que.........en Europa se desperdician 60.000 millones de Euros anuales en inventar cosas que ya estaban inventadas?

Campaña de educación en Propiedad Intelectual e Industrial. Si eres un investigador o inventor busca en la base de datos de patentes, utilízalos como fuente de investigación y podremos evolucionar mejor 😉

http://educacionypi.oepm.es/index.html